Seleccionar página

NitoAnello

Hacía mucho que no escribía en mi blog. A pesar de seguir pensando inquieto, no me estoy haciendo tiempo para pensar los temas con la profundidad que me gusta para publicar algo. Además, hay un pensamiento que me viene dando vueltas en la cabeza en el último tiempo:Cualquier persona que hable mucho, tarde o temprano termina diciendo boludeces. Es medio inevitable. O sos un genio total o tarde o temprano, si hablas todo el tiempo, vas a terminar opinando de cosas que no conoces.
El nivel de cada uno de mis posts está muy relacionado con el tiempo que les dedico. Yo no soy experto en ningún tema puntual. Tampoco soy ningún virtuoso de la escritura. En general,prefiero postear más preguntas que respuestas, justamente, las cosas que me hacen pensar. Cuando pienso más tiempo, el resultado de lo que escribo es mejor. Estos últimos meses estuve trabajando muchísimo, con zafran, con mi Fideicomiso, con EmprendING y con varios temas más. Mi tiempo libre lo usé más para descansar que para escribir. Sin embargo, la última semana me llegaron varios comentarios que me hicieron repensar este blog.
Desde que estoy trabajando con zafran, cambié un detalle en mi forma de presentarme. Es muy simple, me rebauticé al nombre que uso normalmente. En zafran me llamo “Nito Anello”. Mi tarjeta dice “Nito Anello” en vez de “Ing. Mariano Anello”, como decía en la tarjeta de Covac. Lo mismo pasa con mi mail de contacto, mi firma, etc.
Ahora, cada vez que le mando un mail a un cliente, a un proveedor, a un periodista, o a cualquier persona con la que me quiera reunir o contactar, la gente conoce a Nito Anello y no a Mariano Anello. Eso hace que el curioso googlee a Nito Anello y no a Mariano Anello. Googleando a Nito, los primeros tres resultados te llevan a este blog, después llegas a mi twitter, a EmprendING e incluso las imágenes que muestra Google son fotos mías. Si buscas a Mariano, encontrás mi LinkedIn, pero después hay un Facebook de un Mariano Anello que vive en Berisso (¿tendría que tratar de conocerlo?) y recién tercero figura este blog, pero es de un tal Nito Anello.
Cuando efectivamente me junto o hablo con esa gente que conoce a Nito Anello, suele pasar que me hacen algún comentario de este blog. Por suerte, los comentarios son siempre positivos y eso me está motivando muchísimo para volver a escribir. Claramente el que tiene comentarios negativos o no se anima a decirlos o simplemente no lee el blog y listo. No creo que a todos les guste lo que escribo. Es muy lindo sentir que a la gente le gusta lo que uno hace, sin duda, hace bien al autoestima. Además, muchas veces me sorprenden con algún comentario de algo que escribí hace mucho, cosas que incluso ni recordaba. Tengo nada más que 65 posts, pero arranqué en septiembre del 2009. Incluso a mí me gusta muchas veces releer algo que escribí hace mucho, a ver si pude cambiar de opinión.
Siempre voy escribiéndome y dejando guardado los temas sobre los que me gustaría hablar. Hoytengo una lista de más de 50 post que tengo pendientes de escribir. Me encantaría poder dedicarle tiempo a pensar esos temas. Espero volver a dedicarle tiempo, pero sobre todo espero no terminar diciendo boludeces…

Cualquier cosa, ¡uds. me avisan!