Seleccionar página

Caja-y-logo

Hace mucho tiempo vengo buscando cuál va a ser mi próximo emprendimiento. He recorrido un largo camino desde que decidí que quería tener mi propia empresa. Avance y retrocedí muchas veces. No encontraba a qué negocio le iba a dedicar gran parte de mi tiempo productivo. Decisión difícil si las hay. Hasta llegué a pensar que no me decidía porque tenía miedo al fracaso. Sin embargo, como siempre, todo llega. Todo se va dando y el camino que recorrí me preparó para este nuevo paso.

Hace un poco más de seis meses estoy trabajando con mi amigo Charlie en nuestro emprendimiento; zafran. Con Charlie analizamos muchas ideas hasta que nos decidimos por esta. Mi socio es nieto del fundador de La Campagnola y siempre tuvo la idea de poder seguir construyendo la empresa que su abuelo fundó, lamentablemente en el 2005 la empresa fue comprada por Arcor y el quedó con el sueño trunco. A mí la alimentación siempre me atrajo (¡no de casualidad me casé con una chef!). Me encanta la dinámica del consumo masivo, y me atrae la idea de crear una marca reconocida.

 

Lanzar una empresa mientras estás trabajando es difícil. Hace falta tener una capacidad de trabajo especial, sobre todo cuando tu emprendimiento no tiene que ver con tu trabajo en relación de dependencia. Hace falta poder estar en los dos temas a la vez y meterle muchísimo empuje noches y fines de semana para    que el emprendimiento avance. En mi caso tuve la suerte de poder, por unos meses, tomarme un día a la semana para trabajar en mi emprendimiento. Resignando algo de dinero pude dedicar todos los jueves a ir depurando nuestro modelo de negocios y llegamos a esta idea a la que le tenemos toda la fe. Cuándo la forma de vender estaba más o menos lista (nunca está lista del todo) decidí renunciar del todo para poderdedicarme casi full time a zafran y estoy muy contento con los resultados hasta ahora. Digo “casi” porque sigo con algunas responsabilidades de mi trabajo anterior, sigo manejando otro emprendimiento que tenía y con varios compromisos más. Todo esto me está pesando hoy en día y estoy en plena etapa de cierre de temas.

Recomiendo a cualquiera que esté lanzando su emprendimiento trate de dejar todos los otros temas de lado. Muchas veces escuché el término “emprendedor serial” pero nunca el de “emprendedor paralelo”. Es muy difícil ponerle el foco que hace falta a tu empresa si tenés que estar en otros temas también. Nunca vas a lograr que avance al ritmo que podría avanzar si estas full time. Sobre todo al principio.

Otra recomendación importante es encontrar un socio en quién confíes. En este camino de meses fue clave contar con una persona que está cuándo vos no podés estar. Es impresionante como cuando yo tenía más trabajo en mis temas él se dedicaba a hacer avanzar el emprendimiento y viceversa. Además esta bueno tener la posibilidad de probarse como socios antes de dejar del todo el trabajo. En este momento yo estoy seguro que estoy con el socio correcto y que ambos tenemos la capacidad de trabajo que hace falta.

 

zafran es una empresa de alimentación saludable. Pensando en llegar un día a ser una gran empresa, decidimos arrancar ofreciendo un delivery de snacks naturales. Tenemos una variedad de más de 20 snacks diferentes, formados por mezclas originales de frutos secos, frutas deshidratadas y semillas, todas armadas por nutricionistas en porciones individuales. Es especial para oficinistas, para todos aquellos que no tienen tiempo para comer bien y terminan comiéndose una galletita, alfajor o lo primero que encuentren. Cada mix se enmarca dentro de alguno de nuestros conceptos nutricionales: Bajas calorías, bajo en carbohidratos simples, vitaminas y minerales, rico en fibras y bueno para el colesterol.

 

Una vez lanzado, así como estés, con todo sin terminar del todo, lo más importante es vender. Sin subsidiar el producto. Esto es, sin descuento. Hay que validar si realmente existen clientes para tu producto y si vale la pena seguir invirtiendo tiempo y dinero. En nuestro casolanzamos sin tener las etiquetas y el envase que va a ser el definitivo. Tampoco teníamos la web 100% terminado. El checkout lo armamos con un formulario de google docs, muy precario. Pero lanzamos. Y así cómo estábamos pudimos vender bastante en las primeras semanas.

 

Me encantaría que prueben nuestros productos, pueden pedir desde www.zafran.com.ar y ser participes de este sueño que sigue avanzando. Además, no se van a arrepentir, son riquísimos.