Seleccionar página

Bllank

Después de 20 días me vuelvo a sentar a escribir un post sin saber realmente que va a salir de él. Ni siquiera si lo voy a llegar a terminar.

Podría decir que no estuve “inspirado” estos días. Que ningún tema me llamó suficientemente la atención como para sentarme a investigarme y escribir algo interesante. Pero en realidad, a pesar de ser verdades, que no haya escrito no tiene que ver con eso. La realidad es que no me hice tiempo para escribir, y sin trabajo, no hay inspiración que valga. Yo sé que no escribí, no porqueno tuve tiempo, sino porque elegí usar el tiempo para otra cosa.

Creo que en muchos aspectos de la vida nos puede pasar algo como lo que me pasó a mí estos días. Excusarse bajo la falta de tiempo, suerte, inspiración, o cualquier otro factor externo a nosotros es algo que algunos hacemos, y está mal. Creo que es una gran receta para la mediocridad y en consecuencia, para la infelicidad.

Al mismo tiempo hay que ser realista, si no se puede, no se puede. Como decía, elegí no escribir para hacer otras cosas, y es probable que eso mismo siga eligiendo los próximos días.

“La inspiración existe, pero debe encontrarnos trabajando” dijo alguna vez Pablo Picasso. Sin duda tengo que coincidir con él.