Seleccionar página

TripleLimitación2

Cuando arranqué este blog me propuse escribir como mínimo una vez a la semana tratando de escribir un post con contenido propio de menos de 1000 palabras. Ahora hace 10 días que no escribo.

Como hace mucho que no escribo, se me ocurrió escribir sobre la triple limitación. Este concepto es una de las bases de la gestión de proyectos. Básicamente explica que en cualquier tipo de proyecto siempre hay una triple limitación entre el tiempo, la calidad y el dinero. En definitiva, lo que significa es que no se podría lograr el famoso, bueno, bonito y barato (y rápido). Si quiero que sea bueno y rápido, es probable que tenga un costo alto. Si quiero que sea barato, probablemente sea lento o puede que sea de mala calidad. Y si quiero que sea barato es posible que sea, o más lento o de menor calidad.

Para mí, que trabajo en construcción, este concepto se me hace muy fácil de entender cuando lo pienso en relación a una obra. Es imposible hacer un edificio con terminaciones excelentes en tiempo record con un presupuesto mínimo, sin embargo, ¡esto es lo que todos los clientes quieren! De ahí la importancia de tener claro que no se puede. Lamentablemente muchas veces hay que bajar las expectativas del cliente para poder ofrecer un buen servicio. Justamente, un concepto que me encanta es que un buen servicio es el que excede las expectativas del cliente.

El concepto parecería una verdad de Perogrullo. (Cada vez que escribo algo de lo que no estoy seguro el origen me gusta buscarlo. En este caso encontré que Perogrullo en realidad se llamaba Pedro Grullo, y que existe la definición de perogrullada para la Real Academia Española – estas curiosidades son por ?! Pensar Inquieto) Sin embargo, la mayoría de la gente tiene en cuenta esto al comenzar un proyecto y, esto,  suele hacer que siempre se terminen dando desvíos contra el plan original.

Todos entendemos qué es el tiempo y que es el dinero. Lo complicado en este triángulo es entender qué es la calidad. En general todos podrán ponerse de acuerdo en un plazo de X semanas con un presupuesto de Y pesos. Pero ¿qué significa calidad? Por eso creo que siempre es importante aclarar fuerte este punto y que en los proyectos largos quede escrito en algún lado. Siempre las discusiones más difíciles se darán en este punto (si se fue el tiempo o el dinero será muy difícil cualquier discusión).

En la mayoría de los trabajos estamos manejando o llevando a cabo algún proyecto, por más chico que sea. Muchas veces nosotros mismos nos mentimos y suponemos que vamos a poder dedicarle todo el tiempo y recursos que esperamos a un proyecto, pero después la realidad es que no tenemos chances. Es crítico poder entender que siempre existirá esta limitación, sobre todo porque las consecuencias de los desvíos es probable que las terminemos pagando nosotros. Para eso, hay que poder planear el proyecto con sinceridad en cuanto los tiempos, costos y calidad esperada. De esta forma podremos explicarle a nuestro jefe o cliente o quien sea, que lo que pide no se podrá lograr, en ese tiempo o con esa calidad o con ese presupuesto.

Hace unos días conseguimos un nuevo cliente en Covac para construir un hotel en Palermo. Ganamos la obra porque su constructora anterior no pudo cumplir con los plazos que le habían prometido para otra obra. Desde el principio vendimos la obra con sinceridad sobre los precios y el plazo para el tipo de terminación que buscaba.

 

En definitiva, a mi me pasa lo mismo a la hora de escribir un post. Yo sé que mis post pueden tener una calidad digamos de 1 a 10, siendo 10 mi mejor intento, que podría ser un 2 o 3 comparado con otros escritores. (Siempre siento eso cuando leo la Oblogo y veo los post buenísimos que hay por ahí). Si no le dedico un mínimo de 1 hora a escribir el post sé que no voy a superar los 4 puntos, excepto casos en los que escriba muy inspirado, algo que casi nunca pasa. Ojo, esa hora de dedicación suele no ser la hora en la que me siento a escribirlo. Puede que escriba el post en 20 minutos pero tengo que haber estado pensando el contenido durante un par de días. En esta semana no pude dedicar esa hora que necesitaba, hasta ahora. Por suerte, la variable dinero no entra tanto en juego cuando escribo.

Siempre que escribo trato de tener una idea clara en la cabeza, que es la que quiero transmitir. En este caso es la importancia de ser sinceros al planificar y pensar en la triple limitación ya que siempre influirá en el resultado final.

Saludos, feliz día a los trabajadores.

 

Foto por fuzzeecueball