Seleccionar página

Alimentos2

Hace unos días tuve que preparar una presentación sobre oportunidades de negocio para la materia que estamos queriendo armar en la Facultad de Ingeniería UBA. Al final, no terminé la presentación porque nos volvimos a dividir las distintas clases y no me tocó pero el principal ejercicio de armar una presentación ya lo había hecho y había estudiado bastante sobre cómo detectar oportunidades.

Si uno soluciona las necesidades o problemas de la gente, siempre alguien va a estar dispuesto a pagar por ello. Una de las claves para poder detectar oportunidades es poderentender qué va a pasar en el mundo. Para eso habrá que detectar tendencias. Las tendencias no son lo mismo que las modas. Una moda es algo que en un momento determinado mucha gente adopta, pero normalmente dura poco tiempo. Desde mi punto de vista, una tendencia es algo a mediano o largo plazo que no dura menos de 10 años.

Entender el mundo y lo que va a pasar es para mí lo que hace que un hombre de negocios pueda ser excepcional. Se puede hacer negocios sin notar estos cambios, pero solo se puede ser excepcional cuando se pueden detectar los cambios que determinan el avanzar del mundo. No dejo de lado, por supuesto, la importancia de la ejecución. Siempre voy a pensar que la mejor estrategia si está mal ejecutada no sirve de nada. Todo se define en la ejecución, pero poder detectar hacía donde llevar el rumbo es el primer paso importante.

En la presentación que preparé, planteaba algunas tendencias que para mí son las que hoy en día están sucediendo. Este listado es solo una forma de estimular a los alumnos a pensar estas cosas, no pretende abarcar todas las tendencias posibles, e incluso algunas pueden ya estar terminando, la intención era hacerlos pensar. En el listado figuraban:

– Negocios biotecnológicos.

– La preocupación por el medio ambiente.

– Lograr un buen balance entre vida y trabajo.

– Negocios en internet.

– Crecimiento de China particularmente, los países del BRIC y otros emergentes.

– La preocupación por la salud y el bienestar físico y mental.

– Fenómenos demográficos.

Cada una de estas tendencias trae aparejados distintos negocios en distintos rubros. Por ejemplo, teniendo en cuenta que crece la preocupación por el medio ambiente se pueden plantear negocios generando energía con fuentes renovables o trabajando en mejorar los procesos de reciclado de desechos o también vendiendo productos fabricados con materiales biodegradables. Incluso empresas existentes, con productos ya definidos, podrían reconocer estas tendencias y buscar mejorar su oferta al considerarlas. Por ejemplo, una empresa de comidas rápida podría reducir significativamente sus packagings, para reducir los desechos y cuidar el medio ambiente (sigo esperando que esto suceda de una vez por todas, ya a esta altura da vergüenza la basura que generan).

 

A pesar de estas grandes tendencias, todo cambia. Las tendencias cada vez son más cortas y lo importante es que las empresas estén atentas y reaccionen con velocidad a los cambios.

Piensen por ejemplo en los negocios de internet. Hace unos años el líder era Yahoo!. Después Google creció exponencialmente pero hoy pierde terreno contra Facebook, que no existía hace 7 años. ¡7 años! De nada, a una empresa valuada en 50 billones de dólares. Fundada en el 2006, hoy el valor de Twitter alcanzó los 3,7 billones de dólares y sigue creciendo, incluso sin un modelo de negocio claro. Nunca antes en la historia los cambios fueron a esta velocidad.

 

Sin embargo hay una categoría de negocios que escapa a la definición de tendencia. Los humanos necesitamos comer para vivir. No sé hasta cuando, pero probablemente por muchos años más, esto seguirá así. El alimento es una necesidad básica, sin comida no podemos vivir. Por eso yo creo que por mucho tiempo más será negocio producir y comercializar alimentos. La cadena de producción de alimentos es larga, desde la producción primaria, transformación en productos elaborados, distribución y hasta la comercialización. Sin ser en absoluto un especialista, si estuviera pensando en invertir a largo plazo, armaría una carpeta de acciones con empresas alimenticias que tengan participación en producción primaria y transformación.

 

En el mundo está ocurriendo una gran crisis, los alimentos cada vez son más caros. Desde hace un par de años hay una fuerte inflación en alimentos a nivel internacional, no es solo un problema argentino (en realidad el gran problema argentino es que la negamos). Incluso muchos expertos plantean que el aumento de precios en alimentos fue la gran causa para que explote la situación en el medio oriente.

Existen muchos motivos para el aumento de precios en los alimentos, siendo el principal un viejo axioma de la economía. Por mejoras económicas en gran parte de los países emergentes, sobre todo en China, sumado al crecimiento exponencial de la población mundial, la demanda está creciendo. Si la demanda crece más rápido que la oferta, suben los precios.

Ojala cada vez más emprendedores detecten la necesidad de producir más alimentos a mejor costo. En este sentido creo que la biotecnología va a seguir introduciendo muchos avances. Es increíble e inaceptable que en el siglo XXI todavía siga muriendo gente de hambre.

 

Foto: Cultivo hidropónico de frutillas. Por Grupo THM, tecnologías horticultura mediterránea