Seleccionar página

Hands

Hace unos días publiqué un post que se llamaba Confiá, hablando sobre la importancia de confiar en uno mismo a la hora de obtener resultados. Desde hace un tiempo, algunos post que me parecen interesantes, los reposteo en Taringa!. En general la comunidad de T! no se toma realmente el tiempo de leer los post, excepto que tengan videos y muchas fotos, y muy pocas veces comentan cosas relacionadas con el tema. Sin embargo a mi me resulta irresistiblemente divertido postear en T!. Siempre alguno de los comentarios me hace reír y es impresionante la visibilidad que tienen los post, aunque sea por unos pocos segundos. Para mí es como la definición de efímero. Un post de los míos, con mucho texto, tiene entre 300 y 400 visitas en los primeros 2 minutos de posteado, después, salvo que los mismos lectores lo empiecen a recomendar, casi no entra nadie más. Claramente no significa que 300 o 400 personas lo lean, creo que no los leen más de 20, pero de cada uno de los post surge alguien que empieza a leer en el blog, eso también me gusta de T!. Para que comparen, mi post más visto dentro del blog es este y tenía hoy 247 visitas.

 

En el caso de post sobre la confianza pasó algo curioso. El título que usé para T! es “¿Confias en vos mismo?” y si van a ver los comentarios de los que entraron van a encontrar que casi todos dijeron “Y en nadie más…”.

 

Yo personalmente creo que no se puede vivir confiando solo en uno mismo. Es más, creo que uno es mucho más feliz pudiendo confiar en los demás que solo confiando en uno mismo. Supongo que como en todo habrá siempre niveles de confianza y que esta gente que contesto eso obviamente confía en otra gente. Pero para hacer el ejercicio, vamos a suponer que no confían en nadie.

 

Me pongo a pensar qué ganan confiando solo en sí mismos. Lo primero que me surge es quenunca van a ser decepcionados. Si uno no espera nada del otro, nunca va a recibir menos de lo que espera. (…) Me acabo de ir a hacer un mate y pensar un rato, pero no se me ocurren más ventajas. Creo que estoy un poco sesgado por mi forma de pensar de antes, pero sinceramente, no sé. Si hay algún defensor del “no confiar” escucho otras ventajas.

Del otro lado sí encuentro muchas desventajas. En realidad, no son muchas desventajas, es una sola, con muchas implicancias. Alguien que no confía en otro no puede establecer relaciones sinceras. Siempre estaría pensando en cómo el otro lo puede lastimar y nunca logrará abrirse. Esto complica cualquier tipo de relación, desde familiar y amistosa hasta laboral y casual. El que no confía tiene que vivir escondiéndose y sus relaciones serán solo superficiales.

 

Creo que a mucha gente la han decepcionado mucho y por eso cree que lo mejor es “no confiar más”. A todos nos han decepcionado. ¿Quién no ha esperado algo de alguien y no lo ha recibido? En este sentido hay mucha gente que por naturaleza confía, pero si lo defraudas, nunca más confiará en vos. Desde nuestra naturaleza nacemos teniendo que confiar. Imagínense que un bebe no quiera tomar la leche materna pensando que su madre le quiere hacer mal. Yo parto de la misma base, siempre hay que confiar desde el principio, pero ¿qué pasa si te fallan? Dicen que la confianza se construye en años y se destruye en segundos. ¿No es esto un poco injusto? ¿Un error borra todo lo bueno? Sin embargo esa frase es muy conocida y en general vivimos así.

A pesar de a lo largo de mi vida haber juzgado algunas relaciones así, creo que esto es algo que hoy no me cierra. Tiene que ver con lo exigentes que somos. Nunca hay que olvidarse que la gente siempre es gente, sea un Rey, un erudito, una modelo, un cantante, un amigo, tu mamá o tu pareja, siempre es gente. Con todos los defectos y virtudes de la gente. El tema es que no se puede pedir más de lo que uno mismo se exige, e incluso, en muchos casos, eso es demasiado pedir. Lo que quiero decir es que siempre te van a defraudar. SIEMPRE. Pero no por eso no hay que confiar.

Si uno piensa en sí mismo y en la forma en que uno actúa, ¿siempre confiarías en vos mismo?¿Nunca te defraudaste? Y sin embargo, hay que saber perdonarse y seguir adelante. ¿Por qué no hacer lo mismo con los demás? Saber perdonar es un tema clave de la vida, y sin duda importantísimo para poder recuperar la confianza. Hay que entender que perdonar no implica ningún accionar de parte de la otra persona. Perdonar es un proceso totalmente interno donde uno logra volver a encontrar la paz con la situación sin que necesariamente el otro pida perdón.

Hay que saber recuperar la confianza rápidamente, porque en general, no vale la pena estar desconfiado. Ojo, en ningún momento hablo de ser naif, y estar confiando en gente que consistentemente demostró que no lo merece. Hablo más de saber volver a confiar en aquel que siempre mostró que era de confianza y en algún punto nos defraudó.

 

¿Confías en vos mismo?

Si.

¿Confías en los demás?

Si.

 

Foto por barnabywasson

Y les dejo lo que escribió en la foto…

Hands

My hands link me to my past, present, and future.

My hands are my father’s hands. I feel my father’s presence each time I hold my daughter’s hand. My hands give me and others comfort, protection, love, form, shape, and care.

My hands are childhood and fatherhood.

The scars on my hands remind me of the life they are yet to live. I need me to look after them so that they can do what they need to do tomorrow.