Seleccionar página

NitoBugee

No soy una persona con fanatismos marcados, es más, en general me deja una sensación rara la gente que es muy fanática de algo. Puede ser cualquier cosa, fútbol, tecnología, música, etc. Esa gente que habla sólo de un tema y todo lo relaciona con eso. No los juzgo, y me encanta charlar un rato con esta gente porque normalmente sabe mucho de su tema, pero a mí me gusta más la variedad. Sin embargo, cuando arranque a escribir este post arranqué con esta frase:

Yo soy un fanático de vivir experiencias, emociones, cosas memorables y es algo que recomiendo a cualquier persona (como buen fanático).

Cuando hablo de vivir experiencias estoy hablando de esas cosas que a uno lo fascinan y llenan. En ésta época del año mucha gente se va de vacaciones y es muy normal escuchar frases como “con esto tengo que tirar todo el año” o “no puedo creer que ya me gasté mis vacaciones”. Un poco de ese tipo de experiencias estoy hablando, de las que duran en la memoria mucho más allá de la vivencia en sí misma y que, además, no se pueden romper con el uso. Es que en realidad, en mi caso, no hablo de cosas, hablo de experiencias. Seguro alguna idea se les vino a la cabeza, alguna de esos gustitos de los que nunca se van a arrepentir y mucho menos olvidar.

En esta línea cada uno tendrá sus gustos y sus momentos. Para muchos puede ser viajar, hacer cosas extremas, ayudar a otra gente, pero pueden ser cosas mucho más sencillas como leer un libro, ver una película, un atardecer, jugar al poker con amigos, practicar un deporte, etc. Para poder vivir estos momentos cada uno de nosotros tendrá que hacer las “inversiones” que considere para vivirlos más seguido o mejor.

La definición económica de invertir (que no existe como tal para la Real Academia) está relacionada con postergar el consumo para ahorrar y buscar obtener interés o mayores ingresos en el mediano o largo plazo. Mi definición de una inversión, hablando de experiencias, es igual, pero en vez de postergar el consumo hay que gastar. Gastar (para mí invertir) dinero o tiempoen vivir una buena experiencia puede traer muchos ingresos en el futuro. Sobre todo, esos ingresos que “el dinero no puede comprar”. Sentir que una vez en tu vida fuiste a tal lugar espectacular, comiste en tal restaurante al que siempre quisiste ir, esas cosas que realmente no tienen precio una vez que se hacen, pero si lo tienen antes (ir a tal lugar o ver tal espectáculo puede costar caro). Justamente hablo de tratar de hacerlo. Tratar de darse el gusto, aunque sea sacrificando otras cosas que también pueden gustarte. Ejemplo, yo no me voy a comprar un plasma o una play 3, con la plata que ahorro me puedo ir a viajar 10 días. Para otros puede ser al revés y tener el plasma y la play es lo que los llena.

Evidentemente, algún nivel de fanatismo tengo. Y si me pongo a pensar, para vivir experiencias soy fanático de viajar. Una de las cosas que me arrepiento de mi juventud es no haber recorrido más el mundo, y tuve la suerte de viajar bastante. Por suerte creo que todavía me quedan muchísimos viajes por hacer. Viajando todo es una experiencia. Desde tomarse un colectivo hasta conocer una ruina, un museo, hablar con la gente del lugar (¡esta es la mejor!), cualquier cosa. Este año tenemos planeado con Agus un viaje espectacular. Nos vamos a ir a Europa tres semanas. Claramente a ninguno de los dos nos sobra la plata (para el que quiera colaborar:www.masgourmet.com.ar / www.covac.com.ar / www.zamudio4554.com.ar) pero estamos decididos a invertir en esta experiencia, porque sabemos que la alegría que nos va a dar nos va a durar muchísimo más que un plasma, que una nueva mesa o que seguir ahorrando para comprar un departamento.

De esto se trata la vida ¿no? Poray me estoy pasando de filósofo, pero creo realmente que en estas experiencias son oxigeno para la vida. Siempre hay que tratar de vivir lo mejor posible en el día a día. Pero pónganse en la siguiente situación irreal; ¿Vivirías todos los días como viviste ayer? (suponiendo que ayer trabajaste o hiciste tu rutina más habitual). Yo no. Yo necesito tener esos momentos que me hacen más feliz que el promedio de los días.

¿Cuáles son sus momentos memorables?