Seleccionar página

Almond_Blossom¿Nito Anello? ¿Y este quién es?

Yo soy uno de los tantos “emprendedores sin emprendimiento” que andan dando vueltas por ahí y que a mucha gente ponen nerviosa.

A lo largo de mi vida he estado buscando mi identidad, mi pasión, y por ahora, la sigo buscando. Soy una persona que no tiene ninguna pasión desmedida, ningún fanatismo. Es más, me parece que ser fanático de algo no es bueno, no hace bien. Sin embargo, sigo buscando algo en lo que yo pueda combinar negocio y placer, algo que disfrute realmente emprender.

En este blog voy a estar compartiendo distintas cosas que voy pensando, cosas que voy leyendo o viendo. No va a ser un blog de nada en particular y de todo a la vez. Principalmente voy a escribir de emprendimientos, pero seguramente aparezca el deporte, la política, enigmas varios y otras frutas. Me considero una persona de mente inquieta, curiosa. Me gusta investigar, me gusta saber, amo aprender. Lástima que tengo muy mala memoria, así que este blog va a ser también una pequeña ayuda para que recuerde las cosas que ya investigué en algún momento.

Espero que les guste leer lo que escribo, los invito a comentar porque no tengo duda que un blog es bueno si son buenos los comentarios de los lectores, no solo si son buenos los post (en este punto haré mi mejor esfuerzo). Espero que me ayuden a ir encontrando mi pasión y acompañándome en mi camino emprendedor, que arrancó hace tiempo, pero que sigue buscando un nuevo proyecto.

Muchas gracias por pasar.

Nito

anellom@gmail.com

pd. Si vos también sos curioso/a, te estarás preguntando que tendrá que ver el cuadro de la imagen con este post… Bueno, yo no tengo muy clara la explicación. Solo se que ese es mi cuadro favorito, se llama Almond Blossom y lo pintó Van Gogh en el año 1890 para regalarselo a su sobrino recién nacido. Las ramas floreciendo contra un fondo de cielo azul eran el tema favorito de Vincent. En este caso representaban además, la nueva vida. No se porque es mi favorito. Tuve la suerte de verlo en el museo de Van Gogh, en Amsterdam, y simplemente me enamoré. Me transmite mucha paz. Para los que no tienen la suerte de haberlo visto en vivo, les dejo este link, y les recomiendo que si pasan por Amsterdam, no dejen de ir a mirarlo. Después me cuentan.